Become A Donation

Become A Donation
Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry.

Contact Info

684 West College St. Sun City, United States America, 064781.

(+55) 654 - 545 - 1235

info@charety.com

Historia

“Es el Banco de Alimentos la entidad más reconocida en Puerto Rico que presta servicios a la comunidad con necesidades alimentarias desde 1988. Es esta organización quien, acompañada de instituciones, empresas e individuos, ha logrado atender sobre 1.1 millones de personas necesitadas, entre el año 2019-2020.  Los alimentos que esta organización distribuye, 13.5 millones de libras durante ese periodo, se extienden a todo el espacio geográfico de Puerto Rico y las Islas Municipio de Vieques y Culebra. Además, es la única institución, a la fecha de esta Ley, que cuenta con excelentes calificaciones en las evaluaciones de ‘Feeding   America’, ‘Fondos   Unidos   de   Puerto   Rico’, ‘American International Bakery’ y otras, que le garantizan al Gobierno, la empresa privada y a la ciudadanía, que el trabajo se hace bajo los mayores estándares de cumplimiento”.

 

Historia

  • 1988
    Se establece el Banco de Alimentos de Puerto Rico, por la iniciativa del misionero Leo Palomo, para combatir la inseguridad alimentaria de los menos afortunados en la Isla. Palomo se caracterizó por su labor comunitaria al distribuir alimentos a los más necesitados desde el maletero de un auto prestado.
  • 1989
    El Banco de Alimentos responde a las necesidades alimentarias de las personas afectadas por el Huracán Hugo.
  • 1990
    Queda incorporado tras ser aprobada por el Estado Libre Asociado de Puerto Rico, la ley pública 101-610 de 16 de noviembre de 1990, conocida como la ley “Good Samaritano Food Donation Act”, a fin de eximir de responsabilidad civil y criminal a aquella persona o institución que done comida a una organización sin fines de lucro para que sean distribuidos entre la clase necesitada de Puerto Rico. Se transfieren las actividades al nuevo centro de distribución de 13,000 pies cuadrados mediante el alquiler de facilidades para almacén en la Urbanización Industrial Corujo, Hato Tejas, Bayamón. Se convierte en una de las agencias participantes de Fondos Unidos de Puerto Rico.
  • 1996
    Se afilia a la red de bancos de alimentos más grande de los Estados Unidos: Feeding America.
  • 1998
    Responde a las necesidades alimentarias de las víctimas del Huracán Georges. Comienza el programa de distribución de alimentos a los 78 municipios, incluidos Vieques y Culebra.
  • 2000
    Se traslada y mueve sus operaciones a un edificio de 24,000 pies cuadrados en la Urbanización Industrial Corujo, Hato Tejas, Bayamón.
  • 2002
    Se establece el programa de compras de alimentos.
  • 2007
    Comienza a recibir el apoyo de los Fondos Legislativos del Gobierno de Puerto Rico.
  • 2008
    Se crea el programa La Mochila Alegre, con una matrícula de 252 niños.
  • 2013
    Se comienza con el Programa de “Retail Store Donation”, en el que se hace una alianza con Walmart, Sam’s y Supermercados Amigo para colección de alimentos diarios. Se funda el programa Zona de Impactos Comunitarios para atender la necesidad alimentaria de los grupos vulnerables.
  • 2014
    Banco de Alimentos de Puerto Rico aumenta sus formas de recaudo y, además de la aportación de alimentos no perecederos, se agregan los donativos por internet.
  • 2015
    Se desarrolla el Programa de Voluntarios. Desde el 2017, contamos con un número cada vez mayor y más diverso de voluntarios locales e internacionales. Recibimos universitarios de todos los puntos de la Isla, adultos mayores retirados, empleados que vienen con sus equipos de trabajo, e, incluso, menores de edad que vienen en compañía de sus padres para ayudar a nuestra entidad, entre otros. La Fundación Francisco Carvajal otorga el premio Hermanas Carvajal Fuentes. Se funda el Programa Mochila Alegre Universitaria para atender la inseguridad alimentaria de la mencionada población. El Programa de Voluntariado firma el acuerdo colaborativo con la Universidad del Sagrado Corazón. En alianza con Telemundo, se realizó un “food drive”.
  • 2016
    Impulso federal a la labor del Banco de Alimentos de Puerto Rico tras establecer un acuerdo con la Administración de Desarrollo Socioeconómico de la Familia (Adsef) y el Departamento de Agricultura Federal (USDA). Logramos recibir productos USDA con el objetivo de ampliar la distribución entre la población necesitada del País. Comienza la alianza con la Administración de Desarrollo Socioeconómico de la Familia (ADSEF).
  • 2017
    Recibe visita de Dianne Aviv, CEO de Feeding America. El Banco de Alimentos responde a la emergencia tras el paso de los huracanes Irma y María, atendiendo la inseguridad alimentaria para la salud, resiliencia, y la seguridad humana. Unidos por Puerto Rico otorga 2.1 millones de dólares designados a la compra de un nuevo edificio de almacén. Inicia el Programa Federal de Estudio y Trabajo en alianza con American University, AutoMeca Technical College, ICPR Junior College y EDIC College. Reconocidos por Fondos Unidos con “El Premio Impacto Comunitario” por ejemplificar y proporcionar Servicios de Excelencia que redundan en cambios sociales en la comunidad El Gobierno de Puerto Rico conmemora por medio de una proclama el “Día de la Concienciación del Hambre”, en afirmación de la política pública que salvaguarda la salud, el bienestar y la calidad de vida óptima del pueblo de Puerto Rico. Se continua celebrando este día anualmente. El reguetonero puertorriqueño Daddy Yankee, junto al Banco de Alimentos de Puerto Rico, entregó 400 cajas con alimentos a damnificados por el huracán María en Toa Baja, uno de los municipios más afectados de la zona norte de la Isla.
  • 2018
    Fondos Unidos otorga al Banco de Alimentos el premio Impacto Comunitario en reconocimiento a la labor realizada durante la emergencia y recuperación tras el paso de los huracanes Irma y María. Reconocidos por el Senado de Puerto Rico por su trayectoria encomiable de mitigar el hambre en el país Cambio oficial del nombre de la organización: Banco de Alimentos Puerto Rico, Inc.
  • 2019
    Se logra alianza empresarial – Lonchera Dorada - contra la malnutrición con MCS Foundation, Abbott y la Asociación de Hospitales con el propósito de mejorar los hábitos alimentarios de los adultos mayores que se readmiten en los hospitales por falta de comida. La comisionada residente, Jenniffer González Colón, visitó el Banco de Alimentos de Puerto Rico, para identificar alternativas dentro del Gobierno Federal y expandir las opciones de financiación y de inventario de alimentos en reserva para enfrentar cualquier emergencia. Entre las alternativas discutidas: que Puerto Rico no fuera tratado como una jurisdicción de ultramar dentro del programa de alimentos de emergencia del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) para tener acceso al inventario y no solo al excedente.
  • 2020
    El Banco de Alimentos se muda a modernas y amplias instalaciones en Carolina, tras una inversión de 5.3 millones de dólares en una estructura de 30,600 pies cuadrados de almacén y 10,000 de oficinas. Claire Babineaux-Fontenot, CEO de Feeding America, inauguró las nuevas instalaciones del Banco de Alimentos. Como parte de la inauguración de la nueva sede del Banco de Alimentos, Babineaux-Fontenot participó de varias reuniones con entidades comprometidas con continuar trabajando para reducir la pobreza y la desigualdad en el País. Share Our Strength y No Kid Hungry compartieron con el Banco de Alimentos de Puerto Rico los fondos necesarios para distribuir alimentos a 1,500 menores entre las edades de cuatro a 16 años de edad en Peñuelas, Ponce y Guánica. Figuras públicas del País, se unieron a una campaña del Banco de Alimentos para recaudar fondos con el fin de combatir la inseguridad alimentaria en medio de la pandemia y ante la temporada de huracanes. Ante la emergencia alimentaria como consecuencia de la pandemia del COVID-19, el Banco de Alimentos de Puerto Rico encaminó una estrategia para distribuir vales, certificados y tarjetas en sectores necesitados de la población para compras y alimentos preparados en determinados establecimientos. Con el propósito de ayudar a los agricultores y mediante una inversión de $22,000, el Banco de Alimentos se unió en alianza con COSSAO en Utuado, a través del proyecto Cajitas Saludables. Se distribuyeron 100 cajas de productos agrícolas semanalmente -por cuatro semanas- a familias de las comunidades de Jayuya, Utuado y Ciales. Además, apoyando al agricultor local, se distribuyeron otras cajas de frutas, verduras y otros productos cosechados localmente a través de Agroimperio. Gracias a los alimentos recibidos de los Departamentos de Educación, Familia, Agricultura, USDA y las compras por valor de $284,279 al por mayor en los distribuidores de alimentos locales, se distribuyeron 2,396,375 libras de alimentos entre marzo y abril a 532,528 puertorriqueños impactadas por la crisis de COVID-19. El Banco de Alimentos lanzó siete proyectos simultáneos bajo el lema “La Alacena Móvil”. Las poblaciones impactadas fueron: adultos mayores, encargados y cuidadores de niños hospitalizados de manera prolongada, madres y padres jefes de familia con infantes de 0 a 3 años con inseguridad alimentaria, desempleados, niños con riesgo de sufrir inseguridad alimentaria y pacientes de condiciones crónicas que presentan bajos ingresos o inseguridad alimentaria. Red Nose Day Usa compartió en sus redes sociales una emotiva campaña para exhortar a la ayuda a Puerto Rico. El Recogido de gratitud del Banco de Alimentos logró recaudar 20,505 libras de alimento. Colaboraron en el evento: Noticentro al Amanecer, de Wapa TV; Plaza Las Américas; KFC; AGMA Security Service; Supermercados Econo; Centros Sor Isolina Ferré; Islandwide Group; Come Colegial, del Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico y el Movimiento Pentecostal La Luz del Mundo, en Fajardo, entre muchos otros.
  • 2021
    Radicación del PS 9 – 2 de enero de 2021, presentado por el presidente del Senado, Hon. Dalmau Santiago, para establecer política pública para la erradicación del hambre y fomentar el manejo eficaz de excedentes de alimentos.